IBERGASS
Ibergass Technologies
Worldwide Manufacturer of
Nitrogen Generation Plants
+34 983 296 733
info@ibergass.com

Minería, Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles
« atrás

El nitrógeno es empleado actualmente en todo el mundo en minas, yacimientos petrolíferos y de gas natural, plataformas marítimas, en la elaboración de biocombustibles y en general en todas las industrias donde es necesario regular la cantidad de oxigeno en la atmosfera para prevenir incendios por la acumulación de gases inflamables.


Minería
La seguridad ha sido y es un tema de vital importancia en la industria minera. Por ello, es necesario contar con el nitrógeno para evitar accidentes creando atmosferas inertes, o para extinguir incendios, tanto en zonas selladas como en la superficie.

Petróleo y gas.
El nitrógeno se utiliza para la purga de los tanques de almacenamiento del combustible, los sistemas de compresores, las tuberías y los reactores, con el fin de evitar el riesgo de explosiones o incendios. También se usa durante las perforación, terminación y reparación de pozos de petróleo y gas natural. Presurizando nitrógeno durante el proceso de extracción del combustible se consigue una mayor productividad y se evita la corrosión en la tubería del pozo.

Producción de bio-combustibles.
El nitrógeno es utilizado para eliminar la humedad, mediante la inertización de los tanques de almacenamiento y explotación. También se utiliza en el traslado de los hidrocarburos de un recipiente a otro. En la operación de transferencia de producto por presión, el nitrógeno es utilizado como protector y propulsor en un sistema cerrado de transporte. Es un método práctico para conducir sustancias entre dos contenedores sin necesidad de bombeo, consiguiendo así reducir los costes de energía eléctrica a la vez que se protege la materia trasvasada.

Limpieza y mantenimiento de tuberías.
El nitrógeno comprimido es una técnica rápida y eficaz para la limpieza y purga del interior de las tuberías y canalizaciones de los gasoductos y plataformas. Esto permite tener un mayor control sobre posibles fugas, así como evitar explosiones por la presencia de sustancias inflamables.