IBERGASS
Ibergass Technologies
Worldwide Manufacturer of
Nitrogen Generation Plants
+34 983 296 733
info@ibergass.com

Industria Siderometalúrgica
« atrás

La industria del metal utiliza el nitrógeno como medio de protección de metales ferrosos y no ferrosos durante el recocido. Además, el nitrógeno es útil en los procesos estándar de la industria tales como el temple en atmósfera inerte, el recocido, el cementado, el endurecimiento en cianuro, la sinterización de metales en polvo, la soldadura con componentes duros, el corte por láser y la extrusión de aluminio. En todas esas aplicaciones el nitrógeno fluye a baja presión, al ser su función la de crear una corriente que desplace al oxígeno que está en contacto con las piezas y materiales a tratar.

Tratamientos térmicos.
El tratamiento térmico es el proceso al que se someten los metales u otros tipos de materiales sólidos como polímeros o materiales cerámicos con el fin de mejorar propiedades tales como la dureza, la resistencia o la elasticidad. En estos procesos, el nitrógeno juega un papel clave, creando atmosferas libres de gases explosivos y asegurando las condiciones ambientales óptimas que impidan variaciones en el producto final.

Sinterización.
La sinterización es el proceso de fusión y compresión del metal en los moldes. Para eliminar los efectos de la oxidación, se introduce el nitrógeno, mejorando así la calidad de las piezas y reduciendo costes.

Soldadura dura.
En la soldadura con componentes duros el nitrógeno proporciona una película protectora sobre el producto que evita la decoloración y la oxidación, evitando cualquier alteración estructural en la propia soldadura.

Extrusión de aluminio.
En las fundiciones de aluminio, el nitrógeno se hace pasar por el metal fundido para eliminar el hidrógeno disuelto en el y así evitar su porosidad.

Verificación de Fuga.
El nitrógeno es utilizado para detectar fugas en una variedad de aplicaciones de plomería o tuberías. El gas se inyecta a presión para asegurar una buena conexión en la soldadura.

Corte por láser.
Una de las aplicaciones más críticas del nitrógeno la encontramos en el proceso de corte por láser. Su función es alejar el metal fundido de la zona de corte sin que se produzcan oxidaciones, obteniendo de esta forma un corte limpio, brillante y preciso. En esta aplicación la necesidad de pureza del nitrógeno está en el 99,999% y la presión a la que hay que aplicar el gas puede llegar a los 25-30 bares de presión, por lo que se requiere un generador que proporcione gas a muy alta presión.